El fin de los días en la diócesis. De camino a Madrid

Esta mañana salimos temprano hacia la Plaza del Pilar donde tuvo lugar la celebración de clausura con el Obispo de la Archidiócesis de Zaragoza.

Después de la misa, partimos hacia Madrid. Condujimos a lo largo del Océano Atlántico para evitar los Pirineos. Cuando llegamos a Madrid, nos dirigimos a un pabellón deportivo cerca de la estación de metro de Pavones. Allí, tras estrictas instrucciones, recibimos folletos y desplegamos nuestro equipo de dormir.

Por la tarde, fuimos a la estación de metro de Sol. Allí fuimos a comer con nuestros cupones de comida. Nuestro pastor estaba tan ocupado mirando el mapa que no se dio cuenta de que estábamos caminando por un barrio gay. Esa noche, tuvimos una deliciosa comida en Fun Eating. De entrada tomamos gazpacho (sopa fría) y de plato principal pasta con fideos. A pesar de la vecindad, fue una comida exitosa.

¿Quizás también interesante para ti?