Santa Misa, fiesta, baile, grande matanza y emociones

Hoy hemos celebrado la Santa Misa con el obispo Audilio de Santiago de Veraguas en la plaza de la iglesia de San José en Soná. Después de la misa hicimos una procesión y volvimos a la plaza. Luego volvimos a casa con la familia de acogida y encontramos buenos amigos que estaban practicando para un gran festín.

En un momento dado fuimos al agua donde pudimos disfrutar de la naturaleza por un tiempo. En Panamá hace calor todos los días, así que refrescarse un poco es agradable.

Después de regresar, pasamos un tiempo con nuestra familia de acogida. Recibimos regalos de la familia anfitriona. Entre otras, una camiseta con "I Love Panama" en ella. Inmediatamente nos pusimos eso y fuimos a la mesa especialmente preparada. Allí también pudimos ver un baile típico panameño mientras comíamos platos tradicionales panameños. Esto fue fantástico. Después de eso peleamos con una piñata de la que salieron muchos dulces.

Por la noche tuvimos una ligera procesión alrededor de la iglesia. Después tuvimos una gran matanza con, por supuesto, también baile. La primera mañana en Panamá recibí una pequeña bandera de Jada. Después de eso me llevó a la iglesia. Este fue un momento especial para mí. También porque ella vino a mí todos los días. También durante la procesión ligera ella caminó conmigo. Cuando estaba cenando con Monseñor de Jong en la barbacoa, gritaron que iba a haber baile. Le dije a Monseñor que Jada vendría a verme. Y sí, ya llegó. Fue un momento muy emotivo y a la vez alegre.

¿Quizás también interesante para ti?