Después de las extrañas noticias de los últimos días, quería ver por mí mismo lo que había hecho el agua alta. Cerca de casa, el arroyo Hambeek se desbordó. El Hammerveld ahora parece un pantano. Cuando se atraviesa un dique y se ve el agua a ambos lados, se obtienen hermosas fotografías.

Cada vez que un tronco de árbol pasa flotando, surge el pensamiento: ¿Es eso un cocodrilo? En Panamá se podría hacer, pero aquí sólo en el zoológico. El halfpipe donde normalmente se patina no estaba en uso. El perro del final fue confundido con un castor.

Estamos mucho mejor en comparación con nuestros vecinos.